Outlet

Hay diferentes tipos de almohada y encontrar el adecuado es imprescindible para un buen descanso. El objetivo de una almohada es dar el apoyo adecuado al cuello, la espalda y la columna vertebral cuando se está dormido. Las almohadas de plumas se adaptan al gusto de cada uno, pero dan más calor. Las almohadas de poliéster tienen un efecto parecido al de las plumas, aunque se pueden lavar sin problema. Las almohadas de viscolastica se adaptan a la forma y peso de la cabeza, los ácaros no anidan en este material y permite que el aire entre y salga en cada movimiento. Tienen diversa dureza, pero las intermedias son las más recomendables.