Sacos nórdicos

Sacos nórdicos

Un saco nórdico consiste en una bajera ajustable la cual lleva una cremallera cosida a todo el contorno, la cual une a esta bajera con un saco con un relleno nórdico. Es decir, sería como si tuviesemos una funda nórdica unida a una bajera. además también incluye un almohadón a juego para hacer más atractivo el conjunto.

Este saco viene equipado con una cremallera o solapa interna que permite sacar el relleno nórdico, pudiendo de esta manera ser usado durante todo el año y a su vez facilitar el lavado y secado de la prenda.

Las ventajas de este tipo de prenda son numerosas: ante todo, no permite que el niño se destape y asegura su descanso. También facilita enormemente la tarea de hacer la cama, incluso en literas o camas con barras de protección. además, al ser un modelo ajustado y con vistosos diseños siempre queda bien.